José Gauffín, impulsor de la iniciativa que podría tratarse este miércoles, admitió que “nadie quiere tener una antena al lado de su casa”. Sin embargo, propone “incorporar el espacio público a la necesidad de instalar antenas”.

Tras obtener dictamen favorable en la Comisión de Servidos Públicos, Actividades Comerciales y Privatizaciones, avanza en el Concejo Deliberante el Proyecto de Ordenanza que busca cambios en la norma 13.778, referida a la regulación de la localización, construcción, aprobación, habilitación, mantenimiento y desmantelamiento de estructuras de soporte de antenas.

El expediente fue remitido a la Comisión Desarrollo Económico, Hacienda, Presupuesto, Cuentas y Política Tributaria, que se reúne esta mañana. Cabe recordar que durante la última sesionó, el concejal Pablo López solicitó preferencia para el tratamiento el próximo miércoles con dictamen.

El concejal José Gauffín, autor de la iniciativa y quien estará en funciones como edil hasta el 15 de noviembre ya que luego pasará a integrar el cuerpo de diputados provinciales, dio detalles sobre el expediente 3973/22 y consideró que “sería un avance enorme porque la legislación vigente está desde 2001”. “Hay un avance tecnológico enorme y seguimos con una legislación que no nos va a permitir recibir la tecnología 5G. Hoy tenemos agujeros negros en la ciudad, puntos donde es muy difícil la comunicación”, argumentó.

Luego de reconocer que “nadie quiere tener una al lado de su casa”, consideró que la normativa vigente resulta “conflictiva” ya que “solo se permite instalar en terrenos privados y en edificios”. Frente a ello, explicó: “Hoy se busca poner una mayor cantidad de antenas y mucho menor potencia para tener más velocidad y potencia. Necesariamente, tenemos que incorporar el espacio público a la necesidad de instalar antenas, como postes de alumbrado público, semáforos”.

En la misma línea, agregó: “Era público un conflicto en barrio La Loma, donde estaba autorizado porque cumplía con todas las normativas. Los vecinos hacían presentaciones, la empresa había construido mal la antena, se logró detenerlo y la empresa se fue”.

En definitiva, Gauffín destacó que con la nueva normativa se busca “incorporar el espacio público donde se puedan instalar estas antenas que son mucho más chicas”. “Lo único que está faltando es cuánto van a pagar las empresas por el uso de los espacios”, añadió.

El Proyecto presentado prevé que la autoridad de aplicación será la Secretaría de Desarrollo Urbano, la cual deberá elaborar el mapa de locación de estructuras soporte y de soportes existentes de antenas en la ciudad de Salta. En tanto, la autoridad de habilitación y control de funcionamiento de las antenas será el Ente Nacional de Comunicaciones- ENACOM-.

En su articulado, el proyecto original dispone también la creación de un Registro Municipal de Titulares de Estructuras Soportes de Antenas “que posean antenas en funcionamiento y/o aquellos que pretendan prestar servicios, asociaciones de radioaficionados, o de servicios de radios educativas sin fines de lucro, dentro de la jurisdicción de la ciudad de Salta”.

Por otra parte, se establece que las empresas registradas deberán presentar, en caso de tenerlo, un plan anual de implantación y la infraestructura a desarrollar en la ciudad. Además, se “recomienda” la co-ubicación de antenas “a fin de disminuir la cantidad de estructuras soporte”. Para ello, se autorizaría mayores alturas que no podrán superar el 20% de los máximos establecidos.

Opinorte