Es pequeña y potencialmente mortal. Habría caído de un camión.

Como buscar una aguja en un pajar: una cápsula plateada de 8 mm por 6 mm, no más grande que una moneda, que se cree que está perdida en algún lugar a lo largo de un tramo de la vasta carretera del desierto en el estado más grande de Australia.

La compañía minera Rio Tinto emitió una disculpa el lunes diciendo que estaba apoyando los esfuerzos del gobierno estatal para encontrar la cápsula, que contiene cesio-137, una sustancia altamente radiactiva utilizada en equipos de minería.

Rio Tinto dijo que revisó todos los caminos de entrada y salida del sitio de la mina Gudai-Darri en el remoto norte de Australia Occidental, donde se encontraba el dispositivo antes de que un contratista lo recogiera para el viaje hacia el sur hasta la capital del estado, Perth.

Las autoridades creen que la cápsula, que emite rayos gamma y beta, se cayó de la parte trasera de un camión que avanzaba a lo largo de un tramo de 1.400 kilómetros (870 millas) de la Great Northern Highway, una distancia más larga que la costa de California.

Debido al diminuto tamaño de la cápsula y las enormes distancias involucradas, las autoridades advierten que las posibilidades de encontrarla son escasas.

Y se teme que ya se haya alejado más de la zona de búsqueda, creando un riesgo radiactivo para la salud de cualquiera que se encuentre con el dispositivo durante los próximos 300 años.

Fuente: CNN