El hombre realizó un sendero con máquinas pesadas sin autorización en un terreno lindero a la Reserva Natural de Punta Tombo. El Ministerio de Turismo provincial ya realizó la denuncia por maltrato animal.

El Ministerio de Turismo de Chubut denunció al dueño de un campo lindero a la Reserva Natural de Punta Tombo que realizó un camino con máquina pesada sin autorización y aplastó unos 140 nidos de pingüinos de Magallanes. Además, electrificó el cerco y mató a ejemplares adultos.

El hecho fue descubierto por guardafaunas de la reserva. En un video que difundieron se puede ver a un pingüino macho montar guardia cerca de su nido, en el que yacen muertos sus dos pichones. Según los expertos en promedio se encuentran tres pingüinos por nido.

Según informó la fiscal de Rawson, Florencia Gómez, la denuncia fue realizada por el Ministerio de Turismo de Chubut y señala que el hombre realizó el camino con una máquina de alto porte, enterrando todos los nidos de pichones de pingüinos, en una zona de alta densidad.

Por este accionar, quedaron enterrados más de 140 nidos de pingüinos que habitan la reserva. Además, electrificó el cerco y mató a un centenar de pingüinos adultos.

Asimismo, señaló que “el cercado se electrificó, lo que hizo que muchos de los pingüinos adultos mueran electrocutados”.

La fiscal confirmó que hoy, con previa autorización judicial, se envió una comisión (policía montada, criminalística, investigaciones y comisaría de Rawson) para realizar allanamientos para inspección ocular y secuestro. También participará gente del Ministerio, guardafauna, biólogos y miembros de CINPAT.

Por el momento se lo imputaría por la Ley del maltrato animal. “A lo largo de la investigación iremos evaluando si se le imputa otro delito. Estamos realizando toda la investigación preliminar para saber la magnitud del impacto”, indicó Gómez. Y dijo que era un campo lindero a Punta Tombo, pegado con la reserva. “Creemos que era para tener un acceso directo a la costa, pero para eso habría que tener una autorización previa y un estudio para analizar el impacto ambiental, que es lo que se generó: un daño irreparable”.

Fuente: ADNSUR