Con una capacidad de producción instalada actualmente de 39.000 unidades anuales, Cuba está produciendo el ensamble de motos y triciclos eléctricos en tres empresas en una asociación económica internacional con la República Popular China a partir de un contrato con el grupo Tianjin Dongxing Industrial.

La cifra de motos y triciclos eléctricos ensamblados y producidos en Cuba entre 2020 y 2022 asciende a 23361. Según se supo, existe la posibilidad de incrementar esas producciones, muy demandadas en la población, como una alternativa o solución ante las dificultades con el transporte público.

Durante una visita a Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación (MEP), visitó la Asociación Económica Internacional (AEI) Vehículos Eléctricos del Caribe Vedca (Minerva), para conocer al respecto las potencialidades de la industria sideromecánica. Supo que las capacidades productivas instaladas permiten lograr 39 mil unidades al año.

Eloy Álvarez Martínez, ministro de Industria, y Reynaldo Luis González, presidente del Grupo Empresarial GESIME, precisaron que en las cadenas de tiendas, en el comercio electrónico y a organismos de la administración central del Estado se han vendido unas 17 mil 024 motos y seis mil 337 triciclos. Adicionalmente, en el 2022, se ofertaron 529 vehículos infantiles.

Esas producciones son resultado apenas del 20% de las capacidades instaladas en las tres entidades dedicadas al ensamblaje y fabricación: las empresas Ángel Villareal Bravo (Minerva, en Villa Clara) y de Aplicaciones  Narciso López Roselló, en la capital, y la AEI Vehículos Eléctricos del Caribe Vedca (Minerva), en Boyeros.

Vehículos eléctricos fabricados en Cuba

Se conoció que esta es la primera asociación económica internacional existente en Cuba con la República Popular China a partir de un contrato con el grupo Tianjin Dongxing Industrial. Su representante en La Habana, Yunpu Wei, aseguró a Alejandro Gil el interés de ampliar el negocio con la mayor de Las Antillas.

Julio Oscar Pérez Pérez, director de Vedca, informó que con la cooperación de esa firma del gigante asiático prevén fabricar nuevos modelos, por ejemplo, cuatriciclos. Ante ello, el Vice Primer Ministro subrayó que, mientras exista demanda, no puede haber límites en los niveles de entrega de estos medios de movilidad.

Alejandro Gil insistió en  la calidad, diseño  y precios de los vehículos eléctricos, al igual que en la garantía de piezas, baterías y neumáticos, en los servicios post venta. Pero, sobre todo, en mantener estable y creciente su ensamblaje y fabricación en aras de la permanente presencia en el mercado y con ello evitar el acaparamiento y reventas.

Opinó que el hecho de que tales equipos sean altamente competitivos permitirá a muchas personas no tener que importarlos, al comprobar que resulta más económico o factible comprarlos en Cuba, donde como parte de las medidas de saneamiento financiero no se descarta tampoco ofertarlos en moneda nacional.

Fuente: capac-web.org