Alberto Fernández saludando al canciller federal de Alemania, Olaf Scholz

El presidente Alberto Fernández mantuvo ayer, en el marco de la Tercera Cumbre UE-CELAC en Bruselas, una reunión bilateral con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, con quien analizó el avance del vínculo entre ambos países y el rol estratégico de Argentina en el marco de la transición energética.

Durante el encuentro en el Edificio Europa, el mandatario argentino, que estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, marcó la importancia de ampliar y diversificar el intercambio comercial entre ambos países dotándolo de mayor valor agregado ya que las dos economías tienen un alto grado de complementariedad, especialmente en los sectores de agro‐negocios, manufacturas, infraestructura, energía e hidrocarburos.

Alemania es el principal socio comercial de la Argentina en la Unión Europea y el noveno inversor extranjero en el país. Además, la inversión alemana tiene presencia en sectores clave como el de infraestructura, energía, industria manufacturera y extracción de petróleo crudo y gas natural.

El Presidente resaltó los avances en materia de trabajo conjunto en energía y destacó la firma de la Declaración Conjunta de Intención sobre el Fortalecimiento de la Cooperación en materia de Transición hacia una Energía Limpia que ambos mandatarios firmaron en enero de este año en ocasión de la visita de Scholz a Buenos Aires.

En relación al acuerdo del Mercosur con la Unión Europea, el mandatario argentino remarcó la necesidad de trabajar y actualizar el mismo, en pos de que ambas economías resulten beneficiadas al tratarse de dos regiones con asimetrías tanto en el aspecto económico como de desarrollo humano, con una agenda conjunta sobre cadenas de valor, para fomentar la localización de inversiones productivas, el desarrollo tecnológico y el estímulo del empleo digno.