El material obtenido es cinco veces más duro que el hormigón, 20% más liviano y se le puede dar cualquier forma y densidad.

Estudiantes de la Escuela de Educación Técnica N° 3138 Alberto Einstein presentaron el proyecto «Mega Bricks» ladrillos ecológicos de PET (Polietileno Tereftalato). Se trata del plástico del que están hechas generalmente las botellas de bebidas.

Desde la institución, construyeron una máquina que permite transformar el plástico de las botellas, que habitualmente se desechan, en una pasta moldeable.  

Estudiantes salteños crearon una máquina para fabricar ladrillos con botellas recicladas

Primeramente, los envases se trituran y luego pasan por una etapa de destruido que consiste en dos procesos fundamentales, el calentamiento y la presión. Ello da como resultado una pasta que se puede prensar y darle la densidad y forma que se precise.

Como producto final se logran ladrillos y adoquines que resultan cinco veces más duros que el hormigón y 20 % más livianos.