pesca ilegal

El proyecto marplatense fue uno de los 30 preseleccionado en el Premio CANSAT, que organiza la NASA y la ESA europea a través de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

Hay una competencia del Ministerio de Ciencia de la Nación en escuelas secundarias que les propone armar y lanzar un satélite del tamaño de una lata de gaseosa. De entre 490 equipos anotados, quedaron los 30 finalistas seleccionados. Entre ellos uno marplatense que se propone un tema de gran importancia social y económica para la región: el control de la pesca sobre el mar argentino.

El proyecto denominado Cansat (can: lata y sat: satélite, por sus siglas en inglés) es una convocatoria de la cartera científica y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), con el apoyo de las agencias internacionales espaciales europea y norteamericana (ESA y NASA, respectivamente). Tiene como objetivo principal acercar la ciencia y la tecnología a los jóvenes en edad escolar de nivel secundario.

“El objetivo de la competencia es contribuir al desarrollo de habilidades tecnológicas y a la promoción de una cultura científica e innovadora, ampliando la base de futuros profesionales y fortaleciendo los medios que aseguren la sostenibilidad del sector espacial en la Argentina, con un criterio federal”, remarcaron.

La misión del picosatélite se divide en dos etapas: una primaria, en la que debe ser capaz de medir presión y temperatura en el aire; y una segunda misión, que es elegida por los participantes y está vinculada en medir una problemática de ambiente de carácter local. La iniciativa enfatiza la idea de que la búsqueda sea federal y enmarcada en el contexto de cada comunidad.

En este caso, estudiantes del Instituto Industrial Pablo Tavelli de Mar del Plata propusieron evaluar la “pesca ilegal e indiscriminada” en las costas de su ciudad. Como marcan las bases de Cansat, deberán construir una carga útil, cuyo tamaño no supere el de una lata de gaseosa, y lanzarla en un cohete hasta una altitud de aproximadamente un kilómetro.

Picosatélite, pesca ilegal y dos problemáticas

El proyecto diseñado por estudiantes busca evaluar dos problemáticas: la contaminación lumínica producida por el uso de grandes emisores de luz para atraer a los peces como sucede en la milla 201, que desde lo lejos parece una ciudad. Ello “produce un desbalance biológico en las especies marinas y afecta los ciclos reproductivos”, según indicaron.

Y en segundo lugar, la pesca indiscriminada que agota los recursos pesqueros, obligando a los barcos pescar en lugares más alejados y encareciendo el producto final, a su vez afecta a la subsistencia de las ciudades pesqueras.

El informe realizado por los alumnos superó tres etapas previas. Ahora, Conae y el MinCyT van a realizar el envío del kit compuesto por distintos sensores para que los alumnos comiencen a trabajar y desarrollar su propuesta.

Durante tres meses el equipo deberá realizar el desarrollo de su satélite y distintas etapas de seguimiento por la organización. En caso de quedar seleccionados, solo 5 equipos viajaran al centro espacial Teófilo Tabanera para realizar el lanzamiento y comprobar el funcionamiento del Cansat.

Para el desarrollo del picosatélite, que forma parte de un proyecto de la empresa marplatense InnovaSpace, “el Ministerio de Desarrollo Productivo destinó casi 50 millones de pesos, además de facilitar la generación de un nicho de negocio incipiente para el país”, añadieron desde la Casa Rosada.

Fuente: Tiempo Argentino