Después de una conferencia de prensa plagada de respuestas esquivas y conceptos abstractos, el procurador general de la Provincia, Pedro García Castiella, hizo graves acusaciones contra la policía ante un medio local.

“Con la ayuda de algún personal policial, lograron que se profugue la principal jefa organizadora”, afirmó en relación al escandaloso caso de la financiera trucha, por la cual se van realizando allanamientos con secuestros millonarios. “La colaboración (policial) persistió aun después de los allanamientos, colaborando con las personas que estaban prófugas”, agregó.

García Castiella señaló como muy significativa la imagen de los secuestros del viernes en donde se observan “fajos de billetes y también armas que son de uso de personal policial”. “Esa imagen nos tiene que hacer repensar y encender una alerta, porque el primer signo de descomposición de las sociedades y de las ciudades que hoy están en otros estadios lamentables, es cuando las organizaciones criminales empiezan a pretender trasvasar a las fuerzas de seguridad, y esto es peligroso, es serio”, sostuvo el Procurador. 

Tras ello, aclaró que no se trata de toda la institución policial pero sí de “un grupo de policías que han perdido el norte en el sentido de que juraron y fueron capacitados para bregar por la seguridad de los salteños y se dejaron tentar por la plata fácil”. “Mi visión -remarcó- es que son sectores puntuales, determinados jefes y determinado personal que han optado por este camino”.

Al respecto, no descartó que estén utilizando dinero obtenido en otros delitos, y afirmó: “Los indicios son tan fuertes que se va a profundizar sobre el origen de este dinero que podría estar proviniendo de otras actividades ilícitas”.

“Hoy es una hipótesis que podría llegar una vez que esté terminada la investigación en la competencia ordinaria y después que le corra vista a la Justicia Federal. Pero yo no lo descartaría”, subrayó García Castiella.

Ser o no ser Miranda

Todas estas sospechas de participación de oficiales de altos mandos en la financiera trucha, lo llevan a interpretar al Procurador “como acto irracional e incomprensible de la Jefatura de Policía y las autoridades de Seguridad” la decisión de sacar al comisario Juan Ramón Miranda de la coordinación de los investigadores. García Castiella relativizó las publicaciones por WhatsApp que hablan de un intento por descabezar a la Jefatura de Policía y, por el contrario, argumentó sus decisiones en el hecho de que se hayan viralizado datos de uno de los investigadores del caso de la financiera.

Según indicó, son datos “extraídos de Recursos Humanos de la Policía de la provincia, conforme surge de la gráfica de las viralizaciones”. Manifestó que esperaba contar con el apoyo de Seguridad, “pero se tuvo como respuesta fue la pretensión de dejar al CIF sin el jefe de los investigadores”.

“Miranda se va a quedar en el Ministerio Público porque así lo establece una resolución de la Procuración, sostenido en los artículos 167 y 168 de la Constitución Provincial”, aclaró tajantemente el Procurador y remató: “A Miranda se lo eligió en coincidencia con el ministro de Seguridad, y se lo eligió basado en su foja de servicio, en su capacidad, idoneidad y firmeza… si se había convenido con el ministro de Seguridad ¿no debería salir él mismo a darle respaldo a Miranda? Si no parece que el jefe de Policía también quiere pasar por sobre la autoridad del ministro”.

Fuente: El Expreso de Salta/El Tribuno