Personas bebiendo agua

No solo estamos ante el mes de julio más caluroso desde que hay registros, sino que se estima que será el más caluroso desde el surgimiento de nuestra civilización.

Julio ha resultado ser un mes abrasador a escala global, tan intenso que los expertos en climatología prevén que este mes marcará un nuevo récord de temperatura.

Y es que no solo será el julio más caliente de la historia registrada, sino que probablemente será también el mes más caluroso que haya experimentado la humanidad desde el surgimiento de nuestra civilización, a pesar de que todavía quedan varios días para que finalice.

Estos registros son un reflejo del cambio climático causado por el hombre, pero han añadido que el fenómeno natural del El Niño en partes del Pacífico central, que altera el clima en todo el mundo, ha contribuido a intensificar el calentamiento.

Por primera vez en julio

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea han hecho público en un comunicado que las temperaturas de julio han superado los récords históricos.

La investigación de Copernicus encontró que 21 de los primeros 23 días de julio fueron más calurosos que cualquier día anterior en su base de datos, que se remonta a la década de 1940. Estas conclusiones se basaron en el análisis de pronósticos, observaciones en tiempo real, registros antiguos y simulaciones por ordenador.

Estas organizaciones subrayaron que la temperatura global de la Tierra ha sobrepasado de manera transitoria un hito crucial en el calentamiento global: el objetivo acordado internacionalmente de limitar el calentamiento a 1,5°C por encima de las temperaturas preindustriales. La temperatura global promedio durante un récord de 16 días este mes ha sido 1,5°C más alta que durante el periodo preindustrial.

Aunque se han producido episodios anteriores en los que la temperatura ha sobrepasado este límite temporalmente, nunca habían ocurrido en el mes de julio.

Karsten Haustein, de la Universidad de Leipzig, también ha realizado sus propios cálculos, llegando a la conclusión de que julio de 2023 superará el récord anterior en 0,2°C.

Según los cálculos de Haustein, usando anillos de árboles, núcleos de hielo y otros indicadores, este mes es el más caluroso en aproximadamente 120.000 años. Otros científicos han hecho cálculos similares. Para ella, estamos entrando en un «territorio récord absolutamente nuevo».

Área más afectada

Las olas de calor han golpeado con fuerza a tres continentes: América del Norte, Europa y Asia, lo que ha hecho que los investigadores anticipen un récord histórico. En particular, la ola de calor en el suroeste de Estados Unidos no da señales de desvanecimiento. Más aún, al cierre de la semana, se extendió a gran parte del medio oeste y este, con más de 128 millones de estadounidenses bajo algún tipo de alerta por calor.

“El clima extremo que afectó a muchos millones de personas en julio es, lamentablemente, la dura realidad del cambio climático y un anticipo del futuro”, ha declarado el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taalas. “La necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es más urgente que nunca. La acción climática no es un lujo sino una obligación”.

Fuente: National Geographic