Hoy la Cámara Conclusional de Tucumán condenó a prisión perpetua a los policías Mauro Gabriel Díaz Cáceres y Nicolás Javier González Montes de Oca a reclusión perpetua por el asesinato del menor de 12 años Facundo Ferreira.

En la madrugada del 8 de marzo de 2018, Facundo Ferreira (12) viajaba en moto con un amigo, cuando los efectivos policiales Mauro Díaz Cáceres y Nicolás Montes de Oca comenzaron a perseguirlos a contramano.  Durante la persecusión, sacaron su arma reglamentaria y dispararon contra los chicos. Uno de los disparos impactó en la nuca de Facundo Ferreira y lo asesinó en el acto.

El pasado jueves 30 de septiembre, el abogado de la querella, Carlos Garmendia, finalizó sus alegatos solicitando al tribunal la pena de prisión perpetua para los dos policías, considerándolos responsables de los delitos de homicidio doblemente agravado por alevosía y abuso de sus funciones e incumplimiento de sus deberes como funcionarios públicos. Además, Garmendia solicitó que ambos sean trasladados al penal de Villa Urquiza.

«Ningún Policía escuchó el pedido de ayuda o de refuerzos. Ellos habían decidido perseguir esa moto y que ningún otro efectivo supiera lo que estaban haciendo. Recién pidieron apoyo cuando habían cometido el crimen y solicitaron la ambulancia», fustigó Garmendia en sus alegatos.

El martes la Cámara Conclusional de Tucumán decidió condenar a prisión perpetua a los policías. Díaz Cáceres llegó al juicio en libertad, ya que continuaba ejerciendo su rol como efectivo de la Policía de Tucumán, realizando tareas administrativas. Su colega estaba preso, aunque por el robo de una cartera. “Actuamos de acuerdo al protocolo. Tenemos el apoyo de la institución policial. La sentencia justa es mi absolución, porque yo soy inocente”, dijo Montes de Oca en sus últimas palabras antes de ser condenado.

“Más de tres años después, con la lucha incansable de la familia de Facundo y las organizaciones sociales, políticas y de DDHH que les acompañaron, se hizo justicia y se condenó con la pena máxima al gatillo fácil”, expresaron desde La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI).

Fuente: ANRed/ El Tucumano