Desde hoy, cuadrillas de Aguas del Norte recorrerán los barrios de la ciudad para verificar el cumplimiento del uso responsable del recurso.

El Programa control de derroche y uso racional del agua se pondrá en funcionamiento desde hoy en todas las áreas de la provincia donde Aguas del Norte brinda el servicio.

La iniciativa tiene el objetivo de controlar y evitar el desperdicio, además de enseñar y concientizar a la comunidad sobre el cuidado del agua.

Lo que se busca es construir una actitud responsable y solidaria por parte de los usuarios del servicio. Ello teniendo en cuenta la grave situación climática y la sequía que atraviesan la provincia y gran parte del país.

La medida responde también a la resolución del Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp) que instruyó a la empresa a tomar medidas para la prestación de los servicios sanitarios en la Provincia.

Cabe mencionar que se considera derroche el riego con manguera de calles no pavimentadas (el riego de calles pavimentadas está prohibido todo el año) y jardines, el lavado de autos y veredas, el llenado de piletas y cualquier uso no responsable del agua potable.

Así es que, entre las 8 y las 22 no está permitida ninguna actividad de derroche. No obstante, al estar en emergencia hídrica, la sugerencia es cuidar el recurso también en el horario que no está contemplado en el marco regulatorio.

Además de los controles, se brindará información sobre las formas correctas de usar el recurso. Por ejemplo, cerrar bien los grifos, no regar calles, no usar mangueras para el lavado de veredas, entre otros.