José Luis Manzano

Este personaje se define como “el principal jugador privado” del mercado del “oro blanco” en Argentina.

José Luis Manzano recordado por haber sido ministro de Interior de Carlos Menem, se convirtió en el “principal jugador” del negocio del litio local; tras adquirir 243.000 hectáreas en salares en Catamarca y Jujuy mediante su empresa “Integra Capital”, información blanqueó en el último documento destinado a sus inversores (2023).

El denominado “oro blanco” es considerado por diversos actores políticos como una de las salidas económicas del país y del futuro; teniendo en cuenta que es un recurso primordial para la fabricación de baterías de celulares, computadoras, autos eléctricos y almacenamiento de energía eólica.

Argentina forma parte de la zona calificada como el “Triángulo del Litio”, que comparte con Chile y Bolivia. Las denuncias de impacto ambiental, afectación y contaminación de las reservas de agua de los salares se multiplican frente a la extensión del negocio minero. Los salares de la Puna son humedales.

Manzano fundó Integra Capital dos años después de dejar su cargo en el ejecutivo y desde entonces, a través de ese grupo económico, se hizo de acciones en empresas centrales en energía y medios de comunicación, entre otros rubros: una parte de Edenor, Metrogas, la petrolera Andes Energía (hoy Phoenix Global Resources), la eléctrica Andina PLC, el canal América, Radio La Red y El Cronista Comercial, entre otras compañías.

El rubro de creciente interés para los negocios de Manzano es la minería, a través de Integra Recursos Naturales, que engloba a compañías especializadas del grupo: Integra Lithium e Integra Cobre, por ejemplo. Integra Capital también es dueña de Minera Aguilar, principal productora de estaño, plomo y plata de Argentina; y de Minera Álamo Gordo, compañía de exploración en uranio, según la empresa.

Integra Lithium se presenta a sus inversores como “el jugador privado más grande de Argentina en litio”, contando dentro de sus activos con 243.000 hectáreas en salares y roca en las provincias de Jujuy y Catamarca.

Reconocen desde el grupo económico que las principales inversiones en litio se encuentran en Catamarca, sin embargo explican que el proyecto se encuentra más avanzado en Jujuy.

Objetivo: extraer un millón de toneladas

La licitación de explotación que consiguió Integra Lithium, del gobierno jujeño, es a 40 años; durantes los cuales aspira a extraer 20 mil toneladas anuales aproximadamente de la superficie otorgada, 14 mil hectáreas en el Salar de Jama.

Desde la empresa proyectan ganancias anuales brutas estimadas en 120 millones de dólares anuales, infiriendo en seis mil a 3 mil dólares la cotización de la tonelada del mineral.

En Argentina existen 38 proyectos para extraer litio, la de capitales extranjeros. Entre las sociedades con participación estatal operan también PAE y Pluspetrol. Actualmente sólo dos producen y exportan los productos derivados: carbonato y cloruro de litio. Proyectos que se encuentran en Jujuy y Catamarca, pero en manos de otras compañías.

En el Salar de Olaroz, opera una sociedad integrada por la australiana Allkem, la japonesa Toyota Tsusho y la empresa estatal de la provincia de Jujuy, Jemse. En el Salar del Hombre Muerto, en Catamarca, está en manos de la estadounidense Livent.

“Aproximadamente en un término de entre 30 y 36 meses (según cada proyecto) a partir de la finalización de las perforaciones de pozos exploratorios se podrá comenzar la exportación del producido de las plantas piloto”, afirmó a este medio la compañía de Manzano, que también espera extraer y exportar litio.

“Las plantas de procesamiento definitivas dependerán del acceso a financiamiento de proyectos de esa escala”, aseguró. “La destinación del litio al mercado local y a mercados de exportación dependerá del volumen y niveles de concentración del mineral que se obtengan”, sostuvo Integra Capital. “También estamos analizando la posibilidad de ensamblar baterías dentro del país junto con ensambladores internacionales”, aseguró la compañía ante la consulta.

Regalías del litio por provincia en los dos proyectos que producen y exportan actualmente. La empresa de Manzano apuesta a comenzar a exportar en el futuro próximo. Ruido.

La consulta del poder judicial

Tras un amparo ambiental presentado en diciembre de 2019 por las comunidades de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) frente a la posible afectación “irremediable” del medio ambiente y el recurso del agua; la Corte Suprema emitió una orden para que el Estado Nacional y las provincias de Jujuy y Salta entregasen “toda la información relativa a las autorizaciones de exploración y explotación minera de litio y borato otorgados”, además de “la información sobre la participación ciudadana, denuncias e impugnaciones contra dichos permisos”, “copia de los aspectos ambientales relevados en esas autorizaciones” e información sobre las actuaciones del Ejecutivo vinculadas a la exploración y/o explotación de litio y borato en estas dos provincias, las empresas involucradas y las proyecciones económicas de tal actividad.

La FARN presentó ante la Corte copia del “Estudio de los Recursos Hídricos y el Impacto por Explotación Minera de Litio. Cuenca Salinas Grandes y Laguna Guayatayoc – Provincia de Jujuy”. “Este estudio fue presentado a las autoridades de Jujuy y de la Nación, sin que hayan tomado ninguna medida, sino que mantuvieron sus actos y políticas respecto a la explotación de litio en esta cuenca desoyendo la gravedad del daño potencial que se señala”, sostuvo la organización en el escrito, en el que solicitaba que la Corte ordenara frenar la entrega de permisos de exploración y explotación minera en las salinas.

Entonces, afirmó que “de continuar avanzando los proyectos mineros previstos para la Cuenca de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc, se producirá un daño ambiental grave inminente e irreparable con consecuencias para las comunidades que habitan en la zona y la biodiversidad que se alimenta del sistema hídrico. Este daño involucra principalmente la creación de un des-balance y riesgo hídrico en una zona árida con escasas precipitaciones y estrés hídrico en la mayor parte del año”.

El plazo para presentar el informe era el 28 de abril para contar con elementos y resolver sobre la solicitud de los demandantes de frenar la actividad minera en la zona.

Fuente: Info Baires