Vecinos denuncian que el intendente Leopoldo Cuenca no da soluciones. “¿Qué quieren que haga?”, habría sido la respuesta desde Salta. Tras conocerse la advertencia de cortar la ruta, Aguas del Norte de desliga en un comunicado de prensa de la Provincia.

Vecinos de Rivadavia Banda Sur se manifestaron ayer tras dos semanas sin agua, con temperaturas que superan los 41 grados. Mientras el intendente Leopoldo Cuenca no da respuestas, advirtieron que esta tarde podrían llevar adelante un corte de ruta.

Fernanda Torres, vecina de la zona, explicó que la situación lleva ya dos semanas. “Ayer hizo más de 41 grados y no hay novedades”, expresó con malestar. “La gente dijo basta, no se puede mandar a los chicos al colegio. La directora estuvo encabezando la marcha porque está a cargo del albergue, hay chicos que asisten ahí y no se puede ni cocinar, hacer té. El agua es esencial para todo”, subrayó.

Asimismo, lamentó que el intendente Leopoldo Cuenca brilla por su ausencia. “El intendente vive en La Unión, pero nos comunicamos. Él viene una sola vez a la semana, no atiende a la gente. Cuando hay un problema nunca nos da una solución. Ayer nos comunicamos y dijo ‘¿qué puedo hacer yo mamita?”, contó la mujer.

“Si él, que es el intendente, no sabe, ¿para qué está en ese puesto? Nos dijo que el viernes, pero eso es como creer en los reyes magos, hace cuanto dice esto. Nos tienen con ese verso de bomba nueva hace un montón, pero es un problema que no se soluciona. Siempre cuando pasa un problema el Intendente nos dice que está en Salta. Ayer nos cortó la llamada. Dijo ‘estoy en Salta, ¿qué quieren que haga?’”, continuó Fernanda.

Sobre el problema puntual, explicó que cuentan con una bomba de agua con muy poca capacidad, y detalló: “La gente de Aguas del Norte que trabaja aquí son encargados y no nos dan tampoco respuestas. Hicieron funcionar la bomba chiquita, pero esta mañana nos dijeron que en cualquier rato se echa a perder. El chico nos explicaba que ayer estuvieron casi hasta las 9 de la noche porque la gente los estaba presionando. Dijo que sigamos haciendo las marchas para que pidan una bomba nueva”.

Además, remarcó: “La mayoría de las instituciones están paralizadas y algunos se están uniendo por ese tema, necesitamos una respuesta. Uno abre el caño y sale un hilo de agua. Algunas familias que tienen agua mandan a los chicos a clases, los que no tienen no los van a mandar. La directora ya informó a la Supervisora, pero allá es cono que no se ponen en los zapaos de uno”.

Según relató, algunos vecinos aprovechan cuando tienen algo de presión para juntar agua, aunque les alcanza solo para cocinar. “La bomba esa trabaja un rato, ante la demanda se recalienta y deja de funcionar”, insistió y adelantó que, en caso de no obtener respuestas, esta tarde realizarán un corte de ruta. “No podemos seguir ya sin agua”, cerró.

Mientras tanto, y tras difundirse la denuncia y la advertencia de los vecinos, desde el Gobierno de la Provincia emiten un parte de prensa asegurando que Aguas del Norte «colabora para solucionar un problema».

Fuente: Nacional