El Ensamble Warmi busca rescatar, preservar y promover la creación y ejecución de obras compuestas por mujeres en toda Latinoamérica.

Bajo la dirección de Andrea Pérez Mukdsi, el lunes 5 de diciembre a las 20:30 hs., el Ensamble Warmi ofrecerá un concierto gratuito en el teatro de la Fundación Salta (Gral. Güemes 434).

Se interpretará un exquisito programa integrado por diversas obras de compositoras de nuestro país, y de Venezuela, Colombia, Bogotá, y México, entre otras; ellas son Delfina Gálvez, Diana Arismendi, Alba Potes, Graciela Agudelo, Cecilia Villanueva, Nora Ponte, Cacilda Borges Barbosa y Daniela Mercado.

Cabe destacar que la primera edición Sonoridades de Mujeres Contemporáneas se realizó con gran éxito en 2021; y por ello –  en este 2022  – se presentará nuevamente con una formación integrada por Cecilia Borzone en flauta, Alejandra Barreto en oboe;  y Juliana Sivila y Nadia Rojas en clarinete. En Fagot se destacará Karina Morán, en violín Tatiana Bondarchuk, en Viola Tatiana Larina y en Violoncello Jenny Mcaleer.  Acompañará la voz de Romina Andrea Santillán y en piano María Luz Poirier.

Sonoridades de Mujeres Latinoamericanas es un proyecto a largo plazo que se centra en la visibilización del aporte musical de las mujeres compositoras latinoamericanas de distintos países y de diferentes generaciones; este sentido busca rescatar, preservar y promover la creación y ejecución de obras compuestas por mujeres en toda Latinoamérica.

Sobre WARMI

Ensamble WARMI nace en 2021 en Salta. Surge de la necesidad de incrementar la representatividad de género en el repertorio clásico académico del siglo XX y XXI compuesto por mujeres y personas no-binarias Latinoamericanas; es el resultado de la motivación y creatividad de mujeres cuyas vidas están centradas en la labor musical en su más alto exponente. Todas y cada una de sus integrantes han alcanzado un muy alto nivel de excelencia desafiando múltiples crisis políticas y económicas, y desarrollando sus carreras en ciudades con pocos privilegios culturales.

El ensamble se basa en tres ejes fundamentales: rescatar, preservar y promover la creación/ejecución de obras compuestas por mujeres en toda Latinoamérica. Asimismo, honran la tierra y la tradición del lugar físico en donde nacieron, tierra cuyos pueblos originarios sufrieron – como tantos otros – una larga opresión física y cultural. De ahí el nombre de WARMI, que en quechua significa mujer.

La diversidad y la inclusión es su premisa e identidad, es así que sus instrumentistas provienen de distintas etnias, como así también de diversas regiones de Argentina y miembros de la comunidad LGBTQ. Las diásporas son un aspecto clave en la región, por ende, contamos con miembros nacidas en Venezuela, Ucrania y Francia.