Desde la Asociación Pescadores por el Bermejo se refirieron al impacto de la actividad de la Seaboard Corporation en el norte y denunciaron lo “desastroso” de la situación en Orán.

Marcelo Nieva, integrante de la Asociación Pescadores por el Bermejo, denunció la falta de control a las empresas que desvían y utilizan los ríos en el norte.

Si bien admitió las consecuencias de una severa sequía que azota a gran parte del país, denunció que “si las empresas como la Seaboard se quedan con las aguas de los ríos Blanco, Pescado, Santa María y los afluentes, vamos a tener ese inconveniente de manera permanente”.

Advirtió que “esto, sin duda es absolutamente contraproducente para la flora y la fauna”, y remarcó: “Hay que decir las cosas tal cuales son. Si se quedan con las aguas de río, cosa que está penado por ley, el río se te queda sin agua y pasa esto”.

En esta línea, señaló que días atrás se detectaron peces muertos en algunos puntos del Bermejo, donde la escasez de agua es alarmante. “El tamaño de una calle común es el caudal de agua, y tal vez más poco”, aseveró.

Tras advertir sobre la situación de los distintos cuerpos de agua en Orán, Nieva insistió respecto a la falta de controles efectivos hacia las empresas que cierran los pasos de los ríos y distintos caminos. Uno de ellos, a Colonia Santa Rosa, fue cerrado por la Seaboard Corporation, del ingenio Tabacal, por lo que para colaborar en la sofocación de los incendios se debía recorrer un camino de casi el doble de extensión.

“Aquí hacen lo que quieren. Están desviando la poca agua que tiene el río Bermejo. Venimos reclamando que liberen el agua porque van a morir los peces, y no han liberado ni un solo litro de agua, y sigue la contaminación”, denunció Nieva poniendo el acento en las consecuencias de esta situación, que se suma a la contaminación, un aire irrespirable y las carencias ya conocidas en salud pública. “En el interior es desastroso lo que está pasando”, cerró.

Fuente: Aries