María Elena Walsh, Nathy Peluso, María Becerra, Marcela Morelo, Elena Roger, Soledad y Lali Espósito son apenas algunas de las argentinas que pusieron su voz y su corazón para cantar a nuestro país.

«La fuerza de Argentina está caminando a mi lado», se la escucha cantar a Nathy Peluso. «Porque el idioma de infancia, es un secreto entre los dos», escribía mucho antes Maria Elena Walsh. «Sue-sue-sue-suelo (mientras que el sudor ‘tá chorreando por el suelo)», canta María Becerra, en su tema “La nena de Argentina”.

«No hay esquina en este mundo, que me pueda hacer borrar, el amor por esa tierra que me vio nacer», entona la Sole. «La sangre quema en el corazón, aún guardo la esperanza, Oh juremos con más gloria hasta morir», cantaba Marcela Morelo en la década del 2000.

«No llores por mí, Argentina», ruega la canción que pertenece al musical «Evita», escrita por el autor inglés Tim Rice y música de Andrew Lloyd Weber, pero no le hicimos caso: hace días que un país llora de emoción; lo hicimos desconsoladamente, y en forma colectiva ante cada tragedia que vivió nuestro país. Difícil no hacerlo al escuchar la versión de Elena Roger. «¡Arriba, Argentina!», grita Lali Espósito, luego de entonar con el corazón nuestro himno nacional, en la final de la copa del mundo.

“Argentina” y Nathy Peluso

Nathy Peluso, una artista argentina que dejó su país a los 9 años para radicarse en España junto a su familia, interpreta junto a Trueno esta canción que habla del orgullo de ser de Argentina. “La identidad es irrefutable”, dijo Nathy ante las críticas por sus dichos en la Revista Vogue que ponían en duda su sentido de pertenencia con su país de origen y que, la propia cantante negó expresando que habían sido sacadas de contexto.

Lo cierto es que luego de aquel episodio, Nathy se presentó en una serie de conciertos aquí y las entradas se agotaron en tiempo récord, demostrando que el amor entre ella y su Argentina sigue incólume, a pesar de la distancia.

«Ya son años laburando en el extranjero/A dónde voy, digo que te quiero/Desde que me fui, me ha pasado tanto/Y te aseguro que me llaman ‘abandonao’. La fuerza de Argentina está caminando a mi lado/Baby, no estoy solo/Los golpe’ de la vida ya me tienen preparado/Ready para todo».

“Serenata para la tierra de uno” y María Elena Walsh

Este poema de María Elena se hace canción para hablarnos del amor a la tierra que nos vio nacer. «Para sembrarte de guitarra, / Para cuidarte en cada flor / Y odiar a los que te castigan, mi amor, / Yo quiero vivir en vos».

Cada una de sus palabras nos convoca al encuentro con nuestra propia historia e identidad y sigue atravesando a cada generación de argentinos y argentinas. La artista Lula Bertoldi habló de esta canción en una bellísima nota de su autoría publicada el año pasado en Página 12, donde explicaba cómo esos versos estaban ligados a su Sunchales natal, a su infancia y a la figura de su abuela: “Me reconocí en esa mujer que hablaba de mí, de mi historia, de mi sentir y de mi luchar. Que me conocía sin conocernos”.

“Argentina, te quiero” y Marcela Morelo

Según narra la cantautora, cuando escribió esta canción lo hizo mirando imágenes muy tristes de nuestro país, allá por el 2001, y se lamenta por la vigencia que sigue teniendo su mensaje, que suele cantar flameando nuestra bandera. Se trata de una canción de amor para una patria donde la desigualdad dolió y sigue doliendo.

«Bondadoso pueblo/lleno de paciencia /Hay un grito sagrado/ Igualdad».

«La nena de Argentina» y María Becerra

Si decimos “La nena de Argentina” decimos María Becerra. Así se la conoce a esta artista que hizo su aparición en la esfera pública con tan solo 12 años desde las redes sociales y que pronto encausó su talento en el camino de la música del que jamás se apartó. Hoy, con giras en el exterior y reconocimiento internacional, María lleva su argentinidad a brillar por los escenarios del mundo.

«Se fue internacional, la nena de Argentina/ Me escuchan y se le’ sube la bilirrubina/ Sonando en la disco, en el barrio, en la oficina/ Y, en cada coche, retumbando la bocina».

«No llores por mí, Argentina” y Elena Roger

Esta canción que pertenece al musical “Evita” y nació en el extranjero, fue escrita por Tim Rice, el autor inglés que escribió las letras de musicales famosos como «Jesucristo Superstar», y con música de Andrew Lloyd Weber, compositor y productor de numerosos musicales, también de origen británico.

Existen innumerables interpretaciones desde Madonna, pasando por Sinéad O’Connor y Olivia Newton-John, hasta Paloma San Basilio, Nacha Guevara, Natalia Oreiro, Valeria Lynch, y esta versión tan conmovedora de Elena Roger.

Curiosamente, en el terreno deportivo, fue la elegida en varias oportunidades para hacernos sentir con mayor inclemencia la amargura de la derrota. Pero también ha sido la banda de sonido de lágrimas de nostalgia y de alegría. Esta vez Lloramos por vos, Argentina, de orgullo y felicidad.

“Yo sí quiero a mi país” y Soledad Pastorutti

Según recuerda Soledad, en una entrevista con la Revista Vogue Latinoamérica realizada en marzo del año pasado, con su cuarto disco “Yo sí quiero a mi país” recibió muchas críticas por haberlo grabado en Miami bajo la producción de Emilio Estefan. La artista defendió su postura de llevar su arte más allá de las fronteras de un género musical sin que eso implique abandonar su identidad y motivada por razones de supervivencia artística.

“Mi sueño es hacerme grande en la escena musical, poder decirles a artistas como Alejandro Sanz, Marc Anthony: ´Vénganse a mi país. Vamos a cantar juntos una zamba, una chacarera, una canción de Horacio Guaraní”. Y también lo deja por escrito en la letra de su canción: «Conozco cielos, mares, ríos, lares/ y en mis mil andares/ nunca me he olvidado de donde salí».

«El grito sagrado» y Lali Espósito

La primera vez que se oyeron las estrofas de nuestro Himno Nacional Argentino fue el 14 de mayo de 1813 en la voz de una mujer: Mariquita Sánchez de Thompson. Desde entonces, fueron muchas las que entonaron sus versos: Mercedes Sosa, Elena Roger, Tini Stoessel, Valeria Lynch, Patricia Sosa, Angela Leiva, Soledad Pastoruti, Angela Torres, y sigue la lista.

La interpretación más reciente y, que recordaremos por siempre, fue este domingo 18 antes de la final de la Copa del Mundo en la voz de Lali Espósito; una artista que no sólo en varias oportunidades manifestó su amor incondicional por nuestro país, sino que también se dedicó a promover las costumbres argentinas en el exterior, a través de su columna de consejos “Life coach” en “El hormiguero”, el programa más visto de la televisión española. Allí, Lali enseña desde “la ciencia” de hacer un buen mate argentino hasta cómo se sirve un buen “viajero” de fernet cola (nuestro trago comunitario servido en una botella de plástico cortada).  “Yo te quiero argentinizar”, le dice al conductor español.

El Himno Nacional cantado por Lali el domingo nos coronó de gloria, y dejó resonando en el aire su grito de corazón: “¡Arriba, Argentina!».

Fuente: Télam