Los primeros días del 2023 transcurren con idéntico malestar en todo el territorio provincial por la escasez de agua con lo que finalizó el 2022.

Para el caso del norte, en donde la situación se agrava más por las elevadas temperaturas que se registran, las protestas van subiendo de tono y no hay atenuantes, declaraciones de emergencia ni excepciones tarifarias que alivianen la desesperada demanda por el vital líquido. Al respecto se refirió el titular del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP), Carlos Saravia, quien apuntó directamente a Aguas del Norte.

Saravia recordó que el pasado 24 de noviembre el Senado aprobó el proyecto de ley que declaró «el Estado de Emergencia Hídrica, por escasez de agua, en todo el territorio de la Provincia de Salta, por el término de un año» y que fuera aprobado el 30 de noviembre. «Sin embargo, hace 27 días que vecinos del norte provincial no tienen agua potable. Aguas del Norte es responsable de no traer agua potable», aseveró al respecto.

Por otro lado, informó que la universidad trabaja en estudios bacteriológicos, mientras que la empresa prestadora de agua también realiza análisis. No obstante, desde el Ente Regulador también realizan exámenes del agua por su parte, lo cual «tiene un proceso de 10 días para determinar si el agua es apta para el consumo».

Además, Saravia, recordó que tras la falta de agua en el departamento San Martín, los usuarios «no deberán pagar la tarifa hasta febrero», por lo que ordenaron la suspensión de la facturación en todo el territorio del norte provincial. En este marco, recalcó que desde que llegaron erradicaron la venta ilegal del agua y manifestó que existen irregularidades en la empresa Aguas del Norte. «Hay que echar a los vagos de Aguas del Norte», sentenció; y apuntó en contra del centralismo en la provincia por la escasez del agua. «En la comodidad de una oficina no se resuelve la crisis hídrica», finalizó.

Cabe recordar que, a fines de noviembre del año pasado, por instrucción del gobernador, el ENRESP emitió la resolución 1653/22, a través de la cual ordenó a la empresa Aguas del Norte suspender la facturación del servicio sanitario en el departamento San Martin.

La medida se dispuso por el estado excepcional de emergencia hídrica «que provocó una grave afectación sobre el servicio sanitario».

Fuente: Nuevo Diario de Salta