Explotación de litio

Recientemente se conoció que dos de las tres empresas que explotan litio en nuestro país, Allkem y Livent, se fusionaron creando una única empresa: NewCo. Los principales accionistas de Livent y Allkem son Blackrock, Vanguard, JP Morgan y HSBC. Por Oscar Parrilli*.

Es decir que los dos fondos de inversión estadounidenses más grandes del mundo, el banco estadounidense más grande y el banco británico vinculado al lavado de dinero del narcotráfico a nivel global, son los principales beneficiarios de las condiciones normativas y regulatorias que rigen la minería de litio en nuestro país.

Livent es una empresa estadounidense y de acuerdo a la última convocatoria a accionistas para elegir directores, presentada ante la Bolsa de Valores de EE.UU (1), el principal accionista es BlackRock que posee el 16% de las acciones. Le siguen Vanguard que posee el 11,1% y Wellington que posee el 5,10%. Estos tres fondos buitre tienen el 32,2% de las acciones de la empresa, es decir que prácticamente controlan las decisiones, ya que el porcentaje de acciones restante se divide en casi 500 accionistas minoritarios (2).

En Argentina, Livent es propietaria del Salar del Hombre Muerto en Catamarca hace casi 30 años y opera con una filial bajo el nombre de Minera del Altiplano S.A. La empresa es conocida por un largo historial de subfacturación de precios de las exportaciones de litio y sub declaración de las cantidades exportadas. Durante 2022 la empresa vendió la tonelada de litio a un precio 90% inferior al valor internacional.

Allkem es una empresa de capitales australianos creada a fines del año pasado a partir, también, de la fusión de Orocobre con Galaxy Resources, otra empresa australiana. De acuerdo al último balance publicado (3) el principal accionista de la empresa es el banco HSBC que posee el 24,78% de las acciones, seguido por el banco JP Morgan con el 13,59% y el fondo Citicorp Nominees con el 9,13%. Estos tres poseen el 42% de las acciones, casi la mitad de las acciones de la empresa. Allkem es propietaria mayoritaria del Salar Olaroz en Jujuy, junto con Toyota y la empresa provincial JEMSE y operan con una filial denominada Sales de Jujuy S.A.

Una acción es una porción de la propiedad de la empresa. Cuantas más “porciones” tienen no solo crece su participación en las ganancias, sino que también aumenta la capacidad de incidir en las decisiones de la empresa, principalmente, para elegir a los directores que son quienes administran la empresa cotidianamente.

Para muestra, un botón: uno de los actuales directores “independientes” de Allkem es Fernando Oris de Roa (4), ex funcionario de la Ciudad y embajador en EE.UU durante los últimos años del gobierno de Mauricio Macri. Es como una puerta giratoria: del gobierno de la ciudad, a la embajada, a los fondos buitre y bancos internacionales.

Además, estos fondos y bancos son accionistas entre sí (5), es decir que el dinero va todo hacia los mismos bolsillos, conformando una red de intereses con poder de lobby y alta capacidad de presión económica.

Esto no queda ahí, esos mismos fondos y bancos son los principales tenedores de nuestra deuda externa y se encuentran entre los diez compradores (6) del bono internacional con el que el macrismo nos endeudó a 100 años.

BlackRock, en particular, tuvo un rol clave ejerciendo su influencia para que el FMI le concediera el mega préstamo de U$S 45 mil millones al gobierno de Macri. También salvó al gobierno de Cambiemos de la corrida cambiaria de 2017 junto con el fondo buitre Templeton, cuando compraron bonos del Tesoro por U$S 3.000 millones, beneficiándose con la bicicleta financiera.

BlackRock es el mayor fondo de inversión del mundo, gestiona activos por 9 billones de dólares. Tiene acciones y directores en casi todas las corporaciones más importantes del mundo. Su poder reside en la capacidad de administrar una gran cantidad de liquidez, lo que le otorga un poder sistémico de lobby e influencia sin precedentes.

Para comprender la magnitud, solo China y EE.UU tienen un PBI superior al de los activos que maneja BlackRock. Este mega-fondo de inversión tiene influencia en la Reserva Federal y la Secretaría del Tesoro de EE.UU, encargada de representar a ese país ante el FMI.

Con la prepotencia de los que se creen dueños de todas las cosas se manejaron en 2014, cuando nuestro gobierno se encontraba en plena negociación de la deuda privada con los fondos buitre.

En una clara maniobra extorsiva, la imprenta Donnelley, una multinacional cuyos principales accionistas eran fondos buitre, de un día para el otro solicitó la quiebra denunciando “condiciones de negocios insostenibles en Argentina” dejando en la calle a cientos de trabajadores.

Si bien la empresa no tenía ningún problema económico, casualmente a fines de 2013, Paul Singer, uno de los accionistas de Donnelley y titular del fondo buitre que litigaba contra Argentina en Nueva York, le vendió sus acciones a BlackRock. Un mes antes de pedir la quiebra, cambiaron todo el directorio de la empresa. Para garantizar la quiebra express contaron con la ayuda del partido judicial: el juez Gerardo Sandiglia se las otorgó en tan solo un fin de semana. Todo hace juego con todo.

En su momento, Cristina Fernandez de Kirchner denunció (8) la existencia de un entramado mafioso internacional que buscaba alterar el orden económico y financiero nacional, con el fin de volver a endeudar a la Argentina.

BlackRock usó nuevamente mecanismos extorsivos en 2020, cuando en plena pandemia renegociamos la deuda privada. Allí representantes de este fondo amenazaron a funcionarios nacionales aseverando: «Vos no sabés con quién te metes” (9).

Ahora, ¿porque les interesa tanto el litio? BlackRock es uno de los principales financistas de la denominada transición energética. Posee tres de los fondos de inversión más grandes en energías renovables y se ha convertido en un gran inversor de las empresas de litio que emergieron tras la crisis financiera del 2008, cuando el mercado de las energías renovables se consolidó como uno de los sectores con mayor rentabilidad y ganancias extraordinarias en períodos cortos de tiempo.

En una carta enviada por Larry Fink, el CEO de BlackRock, a sus accionistas afirmó: «Nos enfocamos en la transición energética no porque seamos ambientalistas, sino porque somos capitalistas y fiduciarios de nuestros clientes» (10). A través del fondo especializado “BlackRock World Mining Trust» tienen más de U$S 36 mil millones invertidos en minería en todo el mundo (11).

Lo analizado aquí no significa que estemos en contra de la inversión extranjera de países y empresas que buscan obtener ganancias razonables a partir de la producción de litio, mientras se garantice la vinculación con el entramado productivo local, la generación de empleo y el agregado de valor en el país. Lo que es necesario erradicar es la inversión especulativa para los negocios financieros con el litio que le regalamos, que sólo favorece a un puñado de fondos buitre y bancos internacionales

BlackRock manifestó públicamente que el «nacionalismo de los recursos naturales constituye amenaza para la inversión en minería” (11). Exactamente lo mismo dijo el FMI: “cualquier restricción a la exportación, impuesto o subsidio a los minerales críticos por parte de los Estados resulta un problema para el funcionamiento eficiente de los mercados” (12).

Las reglas de juego que sí apoyan son las que permiten que se lleven el litio y los dólares, sin pagar impuestos y sin que nadie los controle, como ya advertimos (13). Por eso combaten las políticas soberanas que buscan ordenar la actividad, recaudar lo que corresponde y garantizar el trabajo, el desarrollo industrial local y la transferencia tecnológica.

En definitiva, los fondos buitre y grandes corporaciones hacen como el tero: pegan el grito en un lado y esconden los huevos en otro. Nos extorsionan con la deuda para quedarse con el litio y los recursos naturales.

* Senador nacional por el Frente de Todos.

Referencias

  1. Convocatoria 2023 a reunión anual de accionistas de Livent para elegir directores. En la página 30 se encuentran los principales accionistas.
https://d18rn0p25nwr6d.cloudfront.net/CIK-0001742924/cf55be98-5c0b-446a-833c-a815d0e51403.pdf
https://www.marketscreener.com/quote/stock/BLACKROCK-INC-11862/company/
https://www.marketscreener.com/quote/stock/JPMORGAN-CHASE-4831/company/
https://money.cnn.com/quote/shareholders/shareholders.html?symb=AVD&subView=institutional

https://www.pagina12.com.ar/569753-todo-hace-juego-con-todo-del-litio-a-los-fondos-buitre?ampOptimize=1

Fuente: Página/12