Vertedero San Javier

Desde el sector que impulsó el amparo contra la Municipalidad de Salta por la situación del Vertedero San Javier, informaron que la Municipalidad presente un plan conjunto el día 24 de julio de 2.023, para poner en funcionamiento cuanto antes la Trinchera 4.

La impulsora de la medida de amparo colectivo es la dirigente de izquierda Jorgelina Franco que reside en Barrio Solidaridad y desde hace tiempo se viene manifestando sobre la situación del Vertedero San Javier.

Actualmente, el basural funciona con la trinchera número 1 para el depósito de residuos urbanos, que fue re abierta en el 2016 ante el colapso de la trinchera 3. Esta trinchera donde hoy se depositan la basura, fue clausurada en el año 1999 por no dar abasto con la cantidad de residuos.

Ante esta situación el amparo solicita que se ponga en funcionamiento la trinchera 4 del vertedero y se advierte sobre la peligrosidad del funcionamiento de la trinchera re abierta.

En el día de ayer tuvo lugar una nueva Audiencia por el caso y que fue solicitada con carácter de urgente por el fiscal Rodrigo Erazo Schmidt, quien considera que la situación de la Trinchera 1 hoy en uso, reviste un alto grado de peligrosidad para los trabajadores del vertedero y también para todo el entorno ambiental, ya que según lo relevado en la inspección ocular del mes de abril, alcanza los 36 metros de altura, desde el nivel del suelo.

El fiscal también señala que esa situación de peligrosidad no se condice con el pedido de la Municipalidad que sigue solicitando prórrogas para empezar a utilizar la Trinchera 4.

La Audiencia fue presidida por la Jueza de Minas Victoria Mosmann; con la presencia de Jorgelina Franco, los abogados y representantes legales y técnicos  de la Municipalidad, de Agrotécnica Fueguina y la Secretaria de Ambiente y Recursos Hídricos de la Provincia.

Según indicaron desde el sector amparista, el argumento de la Municipalidad para no poner en funcionamiento la 4° Trinchera es que no cuenta con el Certificado de Aptitud Ambiental Municipal (CAAM), condición indispensable para el funcionamiento de actividades de alto impacto ambiental como ésta.

Desde el sector de Franco respondieron que la Trinchera 1 tampoco cuenta con CAAM, ni lo va a tener porque es ilegal la altura que tiene.

Finalmente, quedo como resolución que la Municipalidad presente un plan conjunto el día 24 de julio de 2.023, para poner en funcionamiento cuanto antes la Trinchera 4.

Al finalizar la Audiencia se acordó que la prueba pericial pendiente para evaluar la contaminación, de la cual es objeto principal el amparo, sea realizada por el Programa Ciencia y Justicia de CONICET, el que colabora con la Unidad Fiscal de la Cuenca Arias–Arenales.

Fuente: Nuevo Diario