Consultado sobre el fallo judicial publicado una semana atrás, que ordena a Salta dar cumplimiento efectivo a la Ley de Salud Mental, el coordinador general de Fiscalía de Estado, Pablo Buccianti, explicó que, por la ley que la crea, la Fiscalía de Estado tiene la obligación de apelar los fallos, a menos que el Gobernador autorice lo contrario.

Sostuvo que, ante el pedido de informe de la Justicia, el Ministerio de Salud “dio una serie de explicaciones sobre la situación en Orán y lo que se estaba haciendo”. “Evidentemente, para la jueza resultó insuficiente y ha ordenado que se hagan algunos trabajos de mantenimiento. Le dio al Ministerio un plazo de 10 días para que presente un plan integral que dé cumplimiento a esos puntos”, agregó.

Se refirió así a uno de los argumentos de la apelación señalando que “hay cuestiones que son propias del Poder Ejecutivo, como distribuciones presupuestarias o formas de contratación”. Por ello, “no puede elegir un médico y contratarlo directamente”.

Igualmente, remarcó que “mientras se apela, hay que ir cumpliendo el fallo”, hasta tanto resuelva la Corte de Justicia de Salta.