El arbolado es un factor clave en la calidad de vida para el conglomerado urbano. Concejales capitalinos hicieron serias advertencias y apuntan a la Municipalidad por cierta finalidad recaudatoria por encima de lo ambiental.

En la Comisión de Medio Ambiente, Higiene y Seguridad del Concejo Deliberante recibieron al jefe del Programa de Arbolado y Vivero de la Municipalidad de Salta, Sebastián Goytia, acompañado por el jefe de Arbolado, Axel Borghi. El propósito fue obtener información sobre la poda y extracción de árboles, como así también a las labores que se ejecutan en el vivero municipal y las vinculadas al censo urbano forestal.

Desde la mesa de trabajo se hizo entrega de resoluciones aprobadas por el cuerpo en donde se solicita la extracción o poda de especies arbóreas en distintos barrios de la ciudad.

Sobre los pedidos de poda, Borghi indicó que una vez ingresada la solicitud “a los dos días se emite una resolución autorizando la misma, la cual la puede llevar adelante la municipalidad o el vecino”. Para este último caso resaltaron que se encuentra en la página del DEM el Registro Único de Podadores, el cual está integrado por podadores que fueron capacitados por personal de la municipalidad y por representantes de la Universidad Nacional de Salta y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

En cuanto a la extracción de árboles, los funcionarios explicaron que se ejecuta previo a un estudio de los mismos. En el caso que la extracción la quiera llevar adelante el vecino, debe ser realizada con empresas privadas que cuenten con personal capacitado y con la maquinaria adecuada.

En relación al vivero municipal, detallaron que actualmente tiene 16 mil árboles. “Es un trabajo a futuro, porque para que el árbol pueda ser trasplantado necesita tener un mínimo de 1.80 mts, lo cual puede llevar tres años”, indicó Goytia.

Crítica

El concejal Alberto Salim, presidente de la comisión de Ambiente, se manifestó respecto a la situación de la poda y dijo: “Ante muchos reclamos y pedidos de los vecinos solicitando permiso para podar, hay un trámite burocrático terrible cuando directamente la Municipalidad podría hacer una campaña de poda y mejora del arbolado, pero le pone la responsabilidad al vecino”.

Indicó que uno de los requisitos para que se autorice es que agentes municipales verifiquen y autoricen la poda de un árbol. Sin embargo, los mismos nunca se presentan donde se los solicita. Es por ello que muchos vecinos, dijo, toman la iniciativa de la poda y para esa instancia sí aparecen agentes municipales, pero para labrar multas.

El edil consideró que sólo hay un objetivo recaudatorio en el Gobierno de la Ciudad y advirtió que en el área específica sólo hay ocho trabajadores para cubrir toda la Ciudad.

Fuente: Opinorte