Desde Epidemiología de la Provincia advirtieron sobre la transmisión por conglomerado de la variante Delta e instaron a la población a vacunarse. En Salta, solo el 45% de la población completó su vacunación, llegar al 60% podría reducir el riesgo de circulación de nuevas variantes.

El jefe de Vigilancia Epidemiológica, Francisco García Campos, sostuvo que en las últimas tres semanas empezaron a aumentar los casos de Covid 19. Afirmó que existe una transmisión activa de la variante Delta, por la cual ya se registraron dos fallecimientos y hay cuatro personas internadas.

El funcionario remarcó que la segunda ola de covid finalizó hace 21 días, aunque aclaró que “estamos frente a una nueva situación epidemiológica con la variante Delta, con un aumento en el número de casos”. “Hay un aumento progresivo en estas últimas tres semanas. Estamos en ascenso”, advirtió señalando que se trata de una circulación de baja intensidad por conglomerados, lo cual significa que “se perdió la cadena de transmisión, ya anda por la comunidad”.

Puntualmente, indicó que en Cafayate, donde se reportaron los primeros casos, no hubo nuevos mientras que en Capital son más de 8 las cadenas de transmisión y “algunas que no se pueden identificar”. En el departamento San Martín, por otra parte, también existe circulación por conglomerado, aunque “bien delimitado”.

“En este momento podemos afirmar, y ya lo hemos dicho la semana pasada, tenemos na transmisión activa de variante Delta, hay transmisión en este conglomerado”, reiteró García Campos remarcando que la mayor parte de los nuevos casos que se vienen reportando se corresponden, precisamente, con la variante Delta. “Desde la semana 39 ala 42, aumentaron un 47%, que es un número importante. En la semana 39 se tenía un promedio por día de 28 casos. En la semana que cerró tengo un promedio de 42 casos”, precisó.

El Jefe de Vigilancia Epidemiológica destacó que las internaciones continúan bajas, al igual que las defunciones, aun cuando Salta encabeza las cifras nacionales en este sentido. “Esos son los parámetros a favor”, dijo. Según informó, ayer hubo dos fallecimientos de pacientes que se contagiaron esta variante Delta, y eran cuatro las personas internadas.

“Hay un alto nivel de relajación en la población y la pandemia no terminó. Tenemos flexibilizaciones muy importantes para que continúen las economías regionales y la vida social, pero eso no implica que uno tiene que dejar de cuidarse”, advirtió el funcionario frente a este panorama al tiempo que subrayó: “Hay que seguir estimulando la vacunación porque necesitamos tener mejores coberturas de vacunación”, así como respetar las medidas de distanciamiento social, uso adecuado del barbijo y lavado frecuente y correcto de manos. “La población tiene que hacer una buena interpretación del uso de barbijo, la protección es para mí y para el otro”, enfatizó.

En tal sentido, explicó que “mientras que tengamos la población con menos del 60% de cobertura vamos a tener riesgo de transmisión de las nuevas variantes”

Alto porcentaje en la transmisión intrafamiliar- también en algunos lugares hemos tenido transmisión a personas de equipos de salud, luego aparecen los casos aislados

, y añadió: “Nos está faltando un par de escalones para llegar al valor que necesitamos estar. Estamos cerca de un 45, 48%, nos está faltando un 12%”.

Salmonella y leishmaniasis

“No puedo quedar relajado con que la salmonella puede llegar a ser endémica. Tengo que buscar herramientas para buscar las fuentes de contagio”, remarcó el funcionario frente al brote de la enfermedad, que está afectando principalmente a menores de hasta 9 años.

Según señaló, se encuentran trabajando en conjunto con las áreas de Bromatología de la Provincia y de la Ciudad, Aguas del Norte, el Ente Regulador de Servicios Públicos, SENASA, y con controles en aguas residuales. Además, llamó a la población a mantener una correcta higiene y una correcta manipulación de alimentos, evitando que se pierda la cadena de frío.

En lo que a leishmaniasis se refiere, advirtió los casos que se están presentando en Orán y San Martín, tanto por la expansión de la frontera agrícola como por el contacto con animales afectados. “Afecta principalmente a menores, con una alta mortalidad”, aseveró.

“Es un tema que se tienen que tomar políticas bastante importantes. La pandemia impidió que pudiéramos trabajar en eso. Por suerte se han retomado los trabajos y el Instituto de Patología Experimental de la UNSa- Universidad Nacional de Salta- nos apoya muchísimo en estas intervenciones”, concluyó.

Fuente: Radio Nacional