Tras verse inmiscuido en una disputa entre las comunidades de Jujuy y las mineras que buscan extraer litio, el creador de ‘Avatar’ se comprometió a ayudar en la lucha de los pueblos indígenas.

El cineasta James Cameron dijo que se sintió como si le hubieran tendido «una emboscada» esta semana durante su viaje a Argentina, en el cual cree que intentaron aprovechar su reputación de ambientalista para limpiar la imagen de una operación de extracción de litio a la que se han opuesto grupos indígenas.

El director de las películas Avatar y Titanic dijo el viernes que su fundación Avatar Alliance dedicará recursos para apoyar a las comunidades indígenas que se oponen a la extracción de litio en Sudamérica.

“Irónicamente, el resultado de todo esto es que ahora tengo conciencia del problema y a través de mi fundación ayudaremos en la cuestión de los derechos indígenas con respecto a la extracción de litio”, declaró Cameron en una rueda de prensa en su cuarto de hotel en Buenos Aires el viernes por la noche.

Cameron viajó a Argentina para participar en una conferencia sobre sustentabilidad en Buenos Aires el viernes.

“Creí que había venido aquí a pronunciar una especie de discurso inspirador sobre las causas ambientales”, explicó el cineasta.

Como parte de su gira, viajó a la provincia norteña de Jujuy el jueves para visitar una gran planta de energía solar con el gobernador Gerardo Morales. Según él, nadie le dijo que el litio formaría parte de la agenda.

Después de la visita de Cameron, Morales escribió en un mensaje de agradecimiento en redes sociales en el que reveló que la provincia aspiraba a “transformar la matriz de energía” mediante proyectos como la planta solar y la “extracción de litio”.

Fuente: Telemundo