El abogado Rodrigo Solá, especialista en Derechos Humanos e integrante del Comité provincial para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, cuestionó la estrategia de la defensa del diputado por Rosario de la Frontera. Gustavo Orozco está imputado por torturas, privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales, y se ha solicitado su desafuero.

A días de que Orozco anunciara su regreso a la Cámara de Diputados, tras haber solicitado una licencia en la misma, el abogado Rodrigo Solá afirmó que “la estrategia de la defensa es interponer la mayor cantidad de recursos posibles como un artilugio para dilatar el proceso” judicial.

“Cuando el comité se presentó como querellante, se opusieron a nuestra participación. En el escrito que presentan se hace una argumentación que era para otro organismo. Se ve que hicieron un corte y pegue de distintos escritos que no tenían nada que ver con nosotros”, señaló cuestionando que “están haciendo presentaciones por presentar, independientemente de que puedan tener razón en sus argumentos”.

Según indicó, la justicia debe resolver tres recursos presentados por la defensa de Orozco, uno de ellos fue partir del pedido de elevación a juicio de la causa.

Solá remarcó luego que el Diputado “no ha renunciado a los fueros”, ya que desde el Comité realizaron la consulta y desde la Cámara de Diputados “explicaron que su ausencia es temporal”. De acuerdo con el abogado, “para un correcto desenvolvimiento del juicio, y sí él efectivamente quiere ajustarse a derecho, tiene que proceder el pedido de desafuero y que la Cámara lo trate, como pedido de desafuero y no como licencia”.

Para el abogado, el proceder del Diputado, “Institucionalmente, es muy grave porque es usar un poder público, como es una Cámara de legisladores, para entorpecer un proceso en otro poder, que es el Poder Judicial”. Y es que, en cuanto al pedido de desafuero, entiende que fiscalía, “quizá en algún momento, considerará que tienen elementos suficientes para en algún momento poder detenerlo”.

Además, si bien consideró que “él no va a poder volver el martes porque tiene que pedir que se levante la licencia, y a eso tienen que tratarlos en Diputados”, aclaró que “no quita que en el futuro inmediato lo pueda hacer”.