Más de un tercio de las especies y los ecosistemas en Estados Unidos están en riesgo de desaparecer a causa de factores como la degradación del hábitat y el cambio climático, y su supervivencia requiere decisiones sustentadas en la ciencia, advirtió hoy la organización NatureServe.

«Las especies se están extinguiendo más rápido que en cualquier periodo de la historia humana. El 34 % de las plantas y el 40 % de los animales están en riesgo de extinción, y el 41 % de los ecosistemas están en peligro de colapso», según un análisis de la organización sin fines de lucro, con sede legal en Washington DC.

Destacó que, debido a que muchas áreas protegidas dan prioridad a estructuras geológicas o a paisajes de relevancia cultural en vez de enfocarse en la biodiversidad amenazada, la mayoría de las especies y los ecosistemas en riesgo están insuficientemente protegidos contra un declive mayor.

Los investigadores examinaron patrones detallados respecto a los sitios en que la biodiversidad está en riesgo y a las causas de la amenaza. Encontraron que la degradación del hábitat, las especies invasoras, las represas y el cambio climático se cuentan entre las amenazas primordiales para la diversidad de las especies en Estados Unidos.

Los animales polinizadores, particularmente las abejas, encaran una amenaza grave y entre los cuales el 37 % de las especies están clasificadas como en riesgo.

Los autores también examinaron los riesgos para los ecosistemas, documentando los impactos de siglos de conversión de la tierra. Hallaron que las otrora vastas praderas de Estados Unidos y los humedales sustentadores de biodiversidad están en particular necesidad de esfuerzos de conservación.

Regan Smyth, vicepresidenta de la organización, subrayó: «Dos quintos de nuestros ecosistemas están en problemas, mientras que los invertebrados de aguas dulces y muchos polinizadores, fundamentales para un planeta sano y funcional, están en declinación precipitada».

«Experimentamos, y estamos causando, actualmente la Sexta Extinción, es decir la extinción en masa de especies en todo el planeta», afirmó a su vez Sean O’Brien, presidente de NatureServe, agrupación dedicada a proporcionar información, herramientas y servicios de conservación a clientes privados y gubernamentales.

«Las plantas, los animales y los ecosistemas que se encuentran en nuestras tierras estatales, tribales y federales son componentes clave de nuestro legado cultural y natural», añadió.

El estudio señaló que para proteger a la biodiversidad amenazada se requiere información de campo y análisis, incluyendo cálculos sobre amenazas específicas, para guiar las decisiones de conservación.

Fuente: EFEverde