La Fiscalía de Delitos Económicos determinó que la comparecencia y la prohibición de salir del país del exintendente de Salvador Mazza, imputado por enriquecimiento ilícito, son garantía de la finalización del proceso.

La fiscala Penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, sostuvo que no se consideró necesario la detención del exintendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez porque “el éxito del procedimiento fue recuperar el total del perjuicio a la Municipalidad” y se cuenta con “la comparecencia del imputado cuando se lo cita y la prohibición de salir del país”.

Señaló que se trata de una causa compleja, que el tiempo que lleva la pericia contable ordenada en diciembre del año pasado no es llamativo, y que se espera que se concluya a fines de julio. “No sé si con el resultado de la pericia tengo que ampliar más imputaciones”, dijo sobre la imposibilidad de indicar una fecha de elevación a juicio.

En cuanto a la reciente denuncia presentada del interventor Adrián Zigarán, manifestó: “No puedo investigar un hecho que ocurre en Salvador Mazza hoy en vivo y en directo donde el interventor manifiesta que existirían empleados que no rinden las cuentas VOVE como corresponde. Si eso está ocurriendo eso debe ser investigado en aquella jurisdicción en el contexto del actual interventor”.

Afirmó que la Fiscalía cuenta con tres contadoras estables para el desarrollo de las investigaciones de las múltiples causas que poseer, y aseguró que la escasez de personal es una constante en todas las dependencias. “No hay cantidad de suficiente de profesionales para la demanda, pero no obstante no dejamos de trabajar”, subrayó. 

Aries