Litio

Que el litio se convirtió en recurso estratégico ya lo dijimos. Que el triángulo de países que componen la producción natural de este recurso, preocupa al mundo, también, lo dijimos. Ahora actualizamos el panorama para concientizarnos sobre las implicaciones en el tire y afloje de las relaciones entre dos potencias, EEUU y CHINA. Por Alejandra Paredes.

Para el próximo 28 de septiembre en París está prevista la realización de la Cumbre de Minerales Críticos y Energía Limpia de la AIE la que se centrará en medidas para promover el suministro seguro, sostenible y responsable de materias primas que tienen un papel central en las transiciones de energía limpia en todo el mundo.

La Cumbre reunirá a ministros de países de la familia de la AIE -Agencia Internacional de Energía- y más allá, incluidos grandes productores y consumidores de minerales, así como líderes empresariales, inversores, jefes de organizaciones internacionales y representantes de la sociedad civil. Así lo detalla en su sitio la Agencia anfitriona.

Ya confirmaron su participación o indicaron que planean asistir los ministros de Bélgica, Canadá, Chile, Hungría, Indonesia, Japón, Marruecos y Polonia; el Comisario de Infraestructura y Energía de la Unión Africana y el Comisario Europeo de Mercado Interior; y los directores ejecutivos de BHP, Glencore, London Metal Exchange y Umicore. Los participantes compartirán sus experiencias, identificarán los desafíos en torno a los suministros minerales críticos y discutirán un curso de acción efectivo para garantizar transiciones energéticas rápidas y seguras.

Las previsiones de la AIE estiman que para el 2030 la industria automotriz mundial -bajo un cambio radical- con implicaciones para el sector energético, a través de la electrificación, evitará la necesidad de 5 millones de barriles de petróleo por día. Consecuentemente, la demanda del litio será clave.

Cabe mencionar que la segunda minera considerada, entre las más grande del mundo, -Río Tinto- para 2030, los fabricantes de vehículos eléctricos necesitarán alrededor de tres millones de toneladas de litio, en comparación con las aproximadamente 350.000 que se consumen en la actualidad.

Esta misma empresa, explota una de las minas más importantes en el mundo llamada Jadar en Serbia. Con una proyección productiva de 58.000 toneladas de carbonato de litio, 160.000 toneladas de ácido bórico y 255.000 toneladas de sulfato de sodio al año, prevista cuando funcione con plena capacidad.

Sin embargo, el pasado 23 de diciembre, Rio Tinto decidió pausar el proyecto de Jadar después que un municipio serbio rechazó el plan para asignar terrenos destinados a la mina, y la apertura de un proceso de diálogo público con todas las partes interesadas y afectadas por el proyecto.

«Las operaciones de petróleo y gas representan casi el 15 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía en la actualidad y la industria tiene la capacidad y los recursos para reducirlas de manera rápida y rentable» detalla la propia AIE, en sus informes, donde también dan cuenta de las presiones políticas existentes en el ámbito mundial para marchar a una drástica reducción en la producción del gas y el petróleo.

AIE en sus informes, detalla que «La producción, el transporte y el procesamiento de petróleo y gas emitieron el equivalente a 5.100 millones de toneladas de CO2 en 2022. En el escenario Net Zero Emissions by 2050 de la Agencia Internacional de Energía, la intensidad de emisiones de estas actividades cae un 50 % al final de la década. Combinado con las reducciones en el consumo de petróleo y gas en este escenario, esto da como resultado una reducción del 60 % en las emisiones de las operaciones de petróleo y gas hasta 2030.

El informe referido a «Emisiones de operaciones de petróleo y gas en transiciones netas cero» identifica cinco palancas clave para lograr esta reducción, que incluyen: abordar las emisiones de metano; eliminar todas las quemas que no sean de emergencia; electrificar instalaciones aguas arriba con electricidad de bajas emisiones; equipar los procesos de petróleo y gas con captura, utilización y almacenamiento de carbono; y expandir el uso de hidrógeno de bajas emisiones en las refinerías»

No obstante, la Agencia Internacional de Energía (AIE) sugirió a los gobiernos el almacenamiento de metales para baterías, indicando, en ese sentido que la demanda de litio iría en aumento por un margen de al menos 40 veces en las próximas dos décadas con lo que temen, se generaría un «problema de seguridad energética».

Aquí es donde China, queriendo evitar un modelo de colonización mediante el acceso a la energía, se propone restar terreno a la producción del gigante asiático y en consecuencia buscará evitar la posición dominante de este en lo referido a transición energética.

Cabe mencionar, al respecto, el análisis realizado por el medio Le Monde Diplomatique sobre «Cambio Climático acelera la geopolítica del litio en Argentina» donde estiman que tal lo dicho por (…) Andrew Sady-Kennedy, investigador de la Harvard Kennedy School, en un ejercicio de análisis de políticas preparado para la Oficina de Recursos Energéticos (ERB) del Departamento de Estado de Estados Unidos comenta que «Argentina es, de lejos, la mejor decisión desde el punto de vista de una inversión geopolítica, pero presenta la menor efectividad en términos de mantener a China a raya. Incluso si las empresas argentinas prefieren trabajar con empresas estadounidenses, las empresas chinas suelen ser la única opción».

Ese medio periodístico, ha publicado que la posición diplomática argentina es endeble y que, según las fuentes citadas en el análisis del Dipló, a nuestro país le falta todavía un modelo minero eficiente, efectivo y coordinado, en lo referido al litio, hay alguna diferencia que permitiría a las provincias del Norte, productoras del mineral, hacer aquellos «negocios posibles» y en tal caso, tomándose de la opinión emitida por Melcíades Peña -investigador de la Universidad de York en Inglaterra; «es imposible pensar una OPEP del litio liderada por Argentina: a lo sumo se podrá sentar a la mesa, pero no liderar».

A modo de una conclusión al presente informe, pero no al tema que es extenso y se actualiza permanentemente, se entiende que, si se tiene en cuenta las previsiones y cálculos que realizan las dos potencias mundiales y geopolíticas, respecto a las producciones de litio, se puede comprender esa ambición que se yergue sobre países como Argentina. El litio se ha convertido en un insumo energético estratégico desde la visión geopolítica y por ello mismo, un aspecto que no se debe dejar fuera en los tiempos que corren.

EEUU tiene incorporado a su discurso oficial, como una preocupación marcada, la participación empresarial de firmas chinas y capitales rusos, a los que señala de interferir o gravitar en el desarrollo de las democracias en la región sur de Latinoamérica, sobre todo, en las zonas de alta producción mineral.

La construcción del modelo energético en nuestro país se relaciona proporcionalmente con el modelo de democracia que nos permitiremos y por ende con el modelo político que se forjará en las urnas este año, entendiendo con claridad que hay un esquema a favor de los intereses del Pueblo o el otro, contrario a los mismos.

Fuente: https://www.oetec.org/nota.php?id=6360&area=1